En esta sección se ofrecen resúmenes de los trabajos más significativos publicados en literatura sobre drogodependencias, con los criterios de actualidad y de accesibilidad. La actualización es mensual. Los trabajos se agrupan según una serie de categorías principales:

- ALCOHOL
- ALUCINOGENOS
- CANNABIS
- ESTIMULANTES
- OPIACEOS
- TABACO
- TRANQUILIZANTES
- OTRAS SUSTANCIAS DE ABUSO
- ASPECTOS GENERALES
- PATOLOGIA DUAL

ESTIMULANTES

Hospitalization of patients with cocaine and amphetamine use disorders from a psychiatric emergency service.
Leamon MH, Gibson DR, Canning RD et al. Psychiatr Serv 2002;53(11):1461-66.
En esta publicación se examinan los aspectos que influyen en el distinto manejo psiquiátrico de los consumidores de anfetaminas y de cocaína una vez que llegan al hospital. Se escoge una muestra de 2.357 pacientes del servicio de urgencias psiquiátricas y se examinan para determinar si tienen trastornos relacionados con el consumo. Los pacientes con trastornos relacionados con el consumo de anfetaminas obtienen porcentajes mayores de hospitalización que los pacientes con trastornos relativos al consumo de cocaína.

The effects of acute haloperidol or risperidone on subjective responses to methamphetamine in healthy volunteers.
Wachtel SR, Ortengren A, Wit H. Drug Alcohol Depend 2002;68(1):23-33.
Los autores analizan si los efectos subjetivos de los estimulantes pueden depender de la serotonina y si pueden ser bloqueados por antagonistas dopaminérgicos. Para ello se examinaron los efectos del haloperidol (inhibidor de receptores de dopamina) y de la risperidona (inhibidor de receptores de dopamina y serotonina) sobre el estimulante metanfetamina en voluntarios sanos. Los resultados obtenidos se suman a la mayoría de la literatura que sugiere que los antagonistas de los receptores D(2) de dopamina no bloquean los efectos de euforia subjetiva de las drogas estimulantes en humanos, ni tampoco apoyan la idea de que la serotonina contribuye significativamente con estos efectos.

Efectividad clínica de un tratamiento psicológico a cocaína.
Del Olmo R, Molina N, Morales E. Anales de Psiquiatría 2002;0(0):507-311.
En este estudio se evalúa la efectividad de una intervención psicológica basada en la prevención de recaídas, en un grupo de pacientes que presentaban diagnóstico de dependencia de cocaína. Los resultados confirman la efectividad de las intervenciones de corte cognitivo-conductual, ya que se encontró que a los seis meses de iniciar el tratamiento un 64% de los pacientes mantuvieron abstinencia de cocaína. Metodológicamente no existe grupo control sin intervención psicológica por lo que deben interpretarse con cautela estos resultados.

A national 5-year follow-up of treatment outcomes for cocaine dependence.
Simpson DD et al. Archives of General Psychiatry 2002;59:538-544.
Trabajo orientado a valorar los resultados de un tratamiento para dependencia de cocaína cinco años después de haberse iniciado. Se interrogó a un total de 708 sujetos tratados por vez primera entre 1991 y 1993, completando la información suministrada con análisis de tóxicos en orina y cabello. Un 25% de los encuestados seguía usando cocaína semanalmente. Estos sujetos se correspondieron con aquellos que en el primer año de seguimiento tuvieron una recaída más importante. La presencia de dificultades sociales y la severidad de la adicción fueron, con el patrón de consumo del primer año post-tratamiento, los factores identificados en el resultado final.

The Specificity of Family History of Alcohol and Drug Abuse in Cocaine Abusers.
Compton WM et al. American Journal on Addictions 2002;11(2):85-94.
Este trabajo pretende comprobar si las tasas más elevadas de consumo de drogas y de alcohol entre probandos de familiares adictos son específicas para cada sustancia. Se trabaja sobre una muestra de 343 sujetos dependientes de cocaína, con dependencia comórbida o no de alcohol y opiáceos. Los resultados parecen indicar que la adicción a opiáceos añadida a la de cocaína guarda una estrecha relación con patrones hereditarios. Sin embargo, la prevalencia en los padre de problemas de dependencia de drogas no es mayor cuando los participantes presentan dependencia de cocaína y de alcohol. Así, concluyen los autores que el riesgo familiar se limita al uso de las dos sustancias ilícitas.

Ecstasy induced psychotic disorder: six-month follow-up study.
Landabaso M et al. European Addiction Research 2002;8(3):133-140.
En este trabajo realizado en el País Vasco, los autores efectúan un seguimiento de 32 pacientes que presentaron clínica psicótica tras consumo de éxtasis, alo largo de seis meses. Se comprobó la presencia al inicio de síntomas psicóticos de primer rango, que mejoraron de forma muy acusada tras tratamiento con olanzapina en un lapso que fue desde uno a tres meses.

Use of MDMA and other illicits drugs by young adult males in Northern Spain. A five-year study.
Bobes J et al. European Addiction Research 2002;8(3):147-154.
Estudio epidemiológico descriptivo sobre el consume de éxtasis entre pacientes que realizaron el servicio militar en Asturias entre 1995 y 1999.

'Rich Man's Speed': a qualitative study of young cocaine users.
Boys A et al. Drugs:Education, Prevention & Policy 2002;9(2):195-210.
Trabajo descriptivo del entorno, condiciones sociales, creencias y patrones de conducta de una muestra de 34 usuarios jóvenes de cocaína en Gran Bretaña. Los autores comprueban un escaso conocimiento de las características de las distintas formas de consumo de la cocaína entre sus usuarios y encarecen la necesidad de difundir información sobre el crack y sobre los efectos de estas sustancias en la salud.

From Chaplin to Charlie--cocaine, Hollywood and the movies.
Shapiro H. Drugs:Education, Prevention & Policy 2002;9(2):133-141.
En este interesante trabajo se efectúa una revisión de las apariciones de la cocaína en la gran pantalla, y de las diferentes perspectivas con que se ha abordado su consumo a lo largo del tiempo.

The health effects of ecstasy: a literature review.
Gowing LR et al.
Drug and Alcohol Review 2002; 1:53-63. Revisión sistematizada de los efectos nocivos del MDMA sobre la salud, actualizada y extensa en referencias. Hiponatremia e hipertermia son los efectos tóxicos más reseñados, mientras que está fuera de duda el efecto neurotóxico directo de esta sustancia.

Cognitive and motor outcomes of cocaine-exposed infants.
Singer TL et al. JAMA 2002; 287 :1952-1960.
Estudio sobre una cohorte de 415 niños nacidos entre 1994 y 1996, de los que 218 que estuvieron expuestos al contacto con cocaína en edad gestacional. En estos se identifica un retraso en las áreas cognitiva y motora durante los dos primeros años de vida, que puede ser determinante en el desarrollo posterior de la capacidad de aprendizaje.

Retention in Psychosocial Treatment of Cocaine Dependence: Predictors and Impact on Outcome.
Siqueland L et al. American Journal on Addictions 2002; 11(1):24-40.
Estudio de las variables identificadas como predictores de respuesta en la adherencia terapéutica sobre un grupo de 487 pacientes en tratamiento psicosocial para la adicción a cocaína.

Brain Maturation may be Arrested in Chronic Cocaine Addicts.
Bartzokis G et al. Biological Psychiatry 2002 (ep).
El crecimiento de la sustancia blanca en el lóbulo frontal no disminuye hasta los 47 años de edad, según se ha documentado en estudios recientes.En este trabajo, se comparan los volúmenes de sustancia blanca frontotemporal en dos grupos de adultos, uno normal (52) y el otro de dependientes de cocaína (37). En este último se comprueba una ausencia de crecimiento, lo que cabe interpretar como una acción directa de la cocaína contra la maduración cerebral normal.

Reduced Frontal White Matter Integrity in Cocaine Dependence: A Controlled Diffusion Tensor Imaging Study.
Lim KO et al. Biological Psychiatry 2002 (ep).
Estudios de neuroimagen funcional han sugerido que el uso crónico de cocaína se asocia a deficits en el flujo cerebral y el metabolismo de la glucosa en los lóbulos frontales. En este estudio se compara a dos grupos, uno normal (13) y otro de dependientes de cocaína (12), en la estructura de la sustancia blanca frontal. Los hallazgos de neuroimagen evidencian las medidas reucidas en el grupo de cocainómanos, ue afectan las conexiones orbitofrontales, y pueden hallarse en relación con los defectos en el control de impulsos y toma de decisiones característicos de este trastorno.

Cocaine Enhances Human Immunodeficiency Virus Replication in a Model of Severe Combined Immunodeficient Mice Implanted with Human Peripheral Blood Leukocytes.
Roth MD et al. Journal of Infectious Diseases 2002; 185:701-705.
En esta investigación se comprobó en ratones que la replicación del VIH se efectúa 200 veces más deprisa en presencia de consumo de cocaína. Los investigadores trasplantaron células humanas a los animales, a los que infectaron después con VIH. Tras ello, un grupo fue alimentado con cocaína disuelta en líquido. En este grupo, el VIH replicó hasta 200 veces más rápido y los linfocitos CD4 descendieron hasta nueve veces más deprisa. Aunque los mecanismos que explican esta acción son desconocidos, el estudio es de una gran trascendencia cara a la prevención y el tratamiento de la infección VIH en usuarios de cocaína.

Mechanism of the blood pressure. Raising effect of cocaine in humans.
Tuncel M et al. Circulation 2002; 105:1054.
Los autores se proponen probar la tesis de que la inhibición de recaptación de noradrenalina es la causa de la vasoconstricción periférica y de la hipertensión arterial producidas por la cocaína en los seres humanos. Para ello comparan la presión sanguínea y las concentraciones plasmáticas de noradrenalina en quince voluntarios no usuarios habituales de cocaína, a quienes se les administra la sustancia en infusión y esnifada. La administración IV provoca vasoconstricción, sin embargo, la nasal produce vasodilatación. El efecto hipertensivo de la cocaína esnifada se produce por la estimulación cardíca, con aumento de la frecuencia y el flujo sanguíneo cardíacos.

Bupropion treatment for cocaine abuse and adult attention deficit/ hyperactivity disorder.
Levin F et al. Journal of Addictive Diseases 2002; 21(2):1-16.
Trabajo descriptivo sobre una serie de doce casos de adultos diagnosticados de deficit de atención con hiperactividad y abuso de cocaína. Se ensayó en todos ellos tratamiento con bupropion, hallando una respuesta de mejoría en los síntomas de su trastorno de base y reducción del patrón de consumo de cocaína. Los autores sugieren la necesidad de estudios prospectivos a doble ciego para determinar la posible utilidad del bupropion en estos enfermos.

The role of substitute therapy in the treatment of problem amphetamine use.
Klee H et al. Drug and Alcohol Review 2001; 20(4):417-429.
En este estudio, los autores comparan dos estrategias de tratamiento en pacientes con abuso de anfetaminas. En un grupo se efectúa psicoterapia sin apoyo farmacológico, y en otro se añade tratamiento con sustitución de las anfetaminas ilegales por dexanfetamina. Se comprobó al inicio del seguimiento una respuesta similar, aunque al progresar el estudio, los pacientes tratados con terapia sustitutiva se mantuvieron retenidos en tratamiento durante más tiempo.

Aspectos farmacológicos y toxicológicos de la 3,4-metilenodioximetanfetamina (MDMA, éxtasis).
Farré M. Coloquios en Drogodependencias 2001; 14.
Texto completo de la conferencia magistral sobre el tema expuesto, en que se revisan desde una óptica teórica las características del MDMA como sustancia psicotrópica.

Low level of brain dopamine D2 receptors in metamphtamine abusers: association with metabolism in the orbitofrontal cortex.
Volkow ND et al. American Journal of Psychiatry 2001; 158:2015-2021.
En consumidores abusivos de cocaína, alcohol y heroína se han comprobado anteriormente niveles bajos del receptor dopamínico D2. En este estudio este hallazgo se replica en los usuarios de metanfetamina, en los que se comprueba asimismo que estos niveles son más inferiores en el cortex orbitofrontal, implicado en los trastornos obsesivos y de control de los impulsos. Los resultados sugieren que estos hallazgos juegan un papel relevante en el mantenimiento de los hábitos de consumo de los estimulantes.

Accupunture for the treatment of cocaine addiction.
Margolin A et al. JAMA 2002; 287(1):55-63.
Estudio randomizado, controlado, a doble ciego, de tres añlos de duración sobre la efectividad del tratamiento con auriculopuntura para la adicción a cocaína. Los resultados no avalan la validez de esta técnica, cuyos resultados son similares a los obtenidos con técnicas de relajación o con la inserción de una aguja en cualquier otro lugar. El estudio tiene especial relevancia por su rigor metodológico y por otra parte por el alto impacto de la revista donde aparece.

Effects of dose, sex and long-term abstention from use on toxic effects on MDMA (ecstasy) on brain serotonin neurons.
Reneman L et al. The Lancet 2001;358:1864-1869.
Estudio sobre los efectos del uso de dosis recreativas de MDMA en el cerebro. Los autores trabajan sobre tras grupos de sujetos: 15 consumidores de MDMA ocasionales, 23 habituales y 16 antiguos consumidores en abstinencia de más de un año. Se estudia mediante radioligandos específicos y SPECT la actividad serotoninérgica en todos ellos. Los resultados concluyen que el uso de dosis altas de MDMA se asocia a lesiones en neuronas serotoninérgicas, efecto que es más patente en las mujeres. La mayoría de estas lesiones son no obstante reversibles con la abstinencia.

Assesing long-term effects of MDMA (ecstasy).
Ricaurte GA, Mc Cann UD. The Lancet 2001; 358:1831-1832.
Editorial de la prestigiosa revista Lancet, con comentario sobre el trabajo de Reneman et al acerca de los efectos del éxtasis sobre la transmisión serotoninérgica. Se efectúa una breve revisión sobre los datos fundamentales de la cuestión.

Olanzapina y consumo de cocaína en programa de mantenimiento con metadona.
Landabaso M et al. Psiquiatría Biológica 2001; 8(5):171.174.
Los autores evalúan los resultados de un programa de tratamiento con olanzapina en pacientes en mantenimiento con metadona que han consumido de forma habitual cocaína. Se comprueba un muy significativo descenso del consumo tras este tratamiento, sugiriendo la utilidad de la olanzapina en el consumo de cocaína para este grupo de pacientes.

Cambio de los problemas de salud provocados por la cocaína en Cataluña.
Suelves JM, Brugal MT, Caylà JA, Torralba Ll. Medicina Clínica 2001;117:581-583.
Estudio epidemiológico de los problemas relacionados con el consumo de cocaína en Cataluña, mediante las historias de admisión de primeras consultas, asistencias en urgencias y mortalidad, hasta 1999. La cocaína fue en ese año la droga que motivó un mayor número de asistencias, y la que originó una mayor inversión de recursos. Los autores concluyen invitando a profundizar en la investigación sobre esta sustancia y sus complicaciones médicas, que previsiblemente han de ir en aumento.

Intoxicación por éxtasis líquido: estudio de 22 casos.
Espinosa G et al. Medicina Clínica 2001;117(2):56-58.
Descripción clínica de las características de veintidós pacientes asistidos en urgencias en estado de coma, tras intoxicación por ácido gamma-hidroxibutírico (GHB). Se plantea la conveniencia de contar con este diagnóstico en la asistencia a jóvenes en estado inconsciente presentado en el contexto de consumo.

Cocaine use and acute left ventricular disfunction.
Missouris CG, Swift PA, Singer DR. The Lancet 2001;357:1586.
En esta nota clínica se describe el caso de una mujer asistida en urgencias de cardiología por presentar acinesia de una extensa área ventricular izquierda, sin presencia de necrosis. El caso, que se debió al uso de cocaína, sirve para ilustrar graves trastornos miocárdicos funcionales relacionados con la droga.

Cardiovascular complications of cocaine use.
Lange RA, Hillis LD. New England Journal of Medicine 2001; 345:351-358.
Exhaustiva, didáctica y práctica revisión de las complicaciones cardíacas de la cocaína. Tan recomendable como todas las revisiones que aparecen en esta revista.

Cortical Serotonin Transporter Density and Verbal Memory in Individuals Who Stopped Using 3,4-Methylenedioxymethamphetamine (MDMA or "Ecstasy"). Preliminary Findings.
Reneman L et al. Archives of General Psychiatry 2001; 58:901-906.
Estudio acerca de la toxicidad de la MDMA sobre las neuronas serotoninérgicas y la memoria en seres humanos, realizado sobre una población de consumidores habituales de la sustancia. Los autores separan tres grupos de pacientes: uno de 22 usuarios recientes, otro de 16 con consumo habitual interrumpido un año atrás y un tercero de control. Se estudió con SPECT la densidad del transportador de serotonina y la memoria verbal con la prueba Auditory Verbal Lerning Test. En usuarios recientes se comprobó menor densidad del transportador de serotonina, que no se halló en los otros grupos. El defecto en la memoria verbal guardó relación con la cuantía del consumo en el pasado, pero no con la densidad serotoninérgica. Los autores concluyen apuntando que los resultados orientan a que a pesar de ser las alteraciones corticales inducidas por la MDMA reversibles, los defectos mnésicos no se recuperan con el tiempo.

Efectos conductuales del MDMA ("éxtasis") en animales de experimentación.
Maldonado EF, Navarro JF. Psiquiatría Biológica 2001; 8 (3):100-112.
En este trabajo se presenta una revisión actualizada sobre los principales efectos conductuales del MDMA, una droga de diseño popularmente conocida como "éxtasis", en animales de experimentación. En dicha revisión, se describen los efectos de esta sustancia sobre el sistema motor, sus propiedades reforzantes, sus efectos sobre la ansiedad y la agresión, el reflejo de sobresalto, procesos de aprendizaje/memoria y sobre la respuesta sexual.

Electrophysiological evidence of serotoninergic impairment in long-term MDMA ("Ecstasy") users.
Croft RJ, Klugman A, BaldewegT, Gruzelier JH. American Journal of Psychiatry 2001; 158:1687-1692.
Tanto en animales de experimentación como en humanos se ha hallado disfunción serotoninérgica asociada al consumo de MDMA. Sin embargo, se desconoce si en seres humanos esta disfunción existe previamente y es precisamente un factor predisponente al consumo. Se realiza un estudio comparativo de la función 5HT en tres grupos de pacientes: consumidores de MDMA, consumidores de cannabis y grupo control. Los autores hallan una significativa reducción de la actividad serotoninérgica en el grupo de usuarios de estimulantes. Esta disfunción se encuentra en relación directa con la cantidad de MDMA consumido. No se encuentra en el grupo control ni en el de cannabis, lo que permite considerarla como un efecto de la toma de metanfetamina y no como un rasgo de predisposición al consumo.

Mother-infant interaction at 12 months in prenatally cocaine exposed children.
Ukeje I, Bendersky M, Lewis M. American Journal of Drug and Alcohol Abuse 2001; 27: 203-224.
En un grupo de madres de niños de doce meses que consumieron cocaína durante el embarazo, y en otro similar de control, se estudia mediante filmación en video la interacción madre- hijo en tres situaciones diferentes: juego libre, separación breve y posterior reencuentro. Las autoras no hallan diferencias significativas ni en niños ni en madres en cuanto a su comportamiento y el haber consumido o no cocaína durante la gestación.

Characteristics of cocaine-dependent patients who attempt suicide.
Roy A. American Journal of Psychiatry 2001; 158: 1215-1219.
Comparación de las características demográficas, sociales, psicopatológicas, de personalidad y médicas entre dos grupos de cocainómanos, según hayan presentado o no intentos de suicidio. La comorbilidad aparece directamente realcionada como factor de riesgo suicida.

Metamphetamine psychiatric related symptoms and reduced brain dopamine transporters studied with PET.
Sekine Y et al. American Journal of Psychiatry 2001; 158(8):1206-1214.
Partiendo del hallazgo de que la densidad del transportador de dopamina es menor en los núcleos caudado y putamen de los consumidores de metanfetamina, los autores realizan una medición de la densidad del mismo en cortex prefrontal y caudado/putamen de un grupo de sujetos adictos, relacionando los resultados con la severidad de la adicción y la clínica psiquiátrica. Los resultados sugieren que la presencia y especialmente la persistencia de síntomas psiquiátricos en estos enfermos se relaciona con la reducción de la densidad del transportador de dopamina.

Treatment advances for cocaine-induced ischemic stroke: focus on Dihydropyridine-class calcium channel antagonists.
Johnson BA, Devous MD, Ruiz P, Ait-Daoud N. American Journal of Psychiatry 2001; 158(8): 1191-1198.
Revisión sobre la isquemia cerebral causada por cocaína, su patogénesis, secuelas y tratamiento, especialmente centrada en los antagonistas del calcio y en concreto en la israpidina, considerada un agente terapéutico de probable eficacia en este trastorno.

Eficacia del antipsicótico olanzapina en el tratamiento del abuso de cocaína en pacientes en mantenimiento con metadona. Interacción en los niveles plasmáticos.
Baño MD, Micó JA, Agujetas M, López ML, Guillén JL. Actas Españolas de Psiquiatría 2001; 29(4):215-220.
Los autores evalúan en un estudio naturalístico la eficacia de olanzapina en el tratamiento del consumo de cocaína en un grupo de 21 pacientes en mantenimiento con metadona. Comprueban una disminución del consumo en un 52%, sin hallar incidencia significativa de efectos secundarios ni interacción con los niveles plasmáticos de metadona. El estudio viene a apoyar las teorías que apuntan la posible utilidad de olanzapina en el tratamiento de la adicción a cocaína.

Single cocaine exposure in vivo induces long-term potentiation in dopamine neurons
Ungless MA, Whistler JL, Malenka RC, Bonci A.
Nature 2001; 411:583-587.
Los autores demuestran en la exposición in vivo de un ratón a la cocaína una potenciación del receptor AMPA, mediador de la excitacibilidad de las neuronas dopaminérgicas, en el área tegmental ventral. Esta potenciación persiste hasta cinco días después de la administración de la droga y se revierte cuando se administra un antagonista de los receptores glutámicos NMDA junto con la droga. Los resultados modificaciones tempranas en la plasticidad neuronal, ligadas a la aparición de estadios previos a la adicción.

Cocaine induced persistent dyskinesias
Weiner WJ, Rabinstein A, Levin B, Weinwer
C, Shulman LM. Neurology 2001; 56:964-965.
Esta comunicación breve aparecida en la prestigiosa revista Neurology reseña el caso de una mujer de 34 años que desarrolló un cuadro caracterizado por la aparición de discinesia tardía y trastorno obsesivo-compulsivo tras un período de consumo continuado de cocaína. Los trastornos se mantuvieron hasta 20 meses después de conseguida la abstinencia, y guardan relación con lesiones funcionales permanentes.

Heroin as Evil: ecstasy users` perceptions about heroin
Elrath KMc, Mc Evoy K
. Drugs: Education, prevention and policy 2001; 8(2):177-189.
Las autoras se proponen comprobar la hipótesis de que los usuarios de éxtasis rechazan habitualmente el consumo de heroína por tener en torno al mismo una serie de creencias negativas. Efectúan entrevistas regladas a 98 pacientes consumidores habituales de metanfetamina, hallando que este hábito condiciona una percepción negativa del uso de heroína, actuando como factor protector frente al mismo.

Effects of repeated oral methamphetamine administration in humans
Comer SD, Hart
CL, Ward AS, Haney M, Foltin RW, Fichsman MW. Psychopharmacology 2001; 155(4):397-404.
Estudio en voluntarios humanos del efecto de dosis repetidas diarias de metanfetamina. Los sujetos, ingresados durante quince días, recibieron la sustancia los días 4-6 y 10-12, recibiendo los restantes placebo. Diariamente anotaron los efectos subjetivos experimentados, comprobándose que a partir del tercer día de la toma de la sustancia activa los efectos gratificantes cedieron en intensidad y aumentaron los displacenteros, lo que sería, para los autores, expresión del desarrollo de tolerancia.

A neurotoxic dose of 3,4-methylenedioxymethamphetamine (MDMA,ecstasy) to rats results in a long term defect in thermoregulation
Mechan AO, O’Shea E, Elliott JM, Colado MI, Green, AR
. Psychopharmacology 2001; 155(4):413-418.
Es conocida la toxicidad de la metanfetamina sobre las neuronas serotoninérgicas. En este trabajo, en que ha participado la Universidad Complutense de Madrid, se administra a ratas una dosis neurotóxica de MDMA. Seis semanas después, los animales muestran hipertermia aguda cuando son expuestos durante sesenta minutos a un ambiente a 30ª C. La alteración de la función serotoninérgica, aún sin lesión de los receptores, es la causa del defecto en la termorregulación. En seres humanos, los consumidores de dosis altas de éxtasis podrían presentar el efecto de un golpe de calor si permanecen en un ambiente cálido, como en discotecas donde se sometan a ejercicio físico de larga duración.

Repeated administration of the D1/5 antagonist ecopipam fails to attenuate the subjective effects of cocaine
Vernotica EN, Donny EC, Bigelow GE, Walsh SL.
Psychopharmacology 2001; 155(4):338-347.
Este trabajo de la Universidad Johns Hophins se dirigía, al igual que el anterior a probar la capacidad del ecopipam en la atenuación de los efectos subjetivos de la cocaína y la reducción de la conducta de autoadministración en voluntarios humanos. Tampoco en este caso se pudieron confirmar estos resultados, lo que hace concluir a sus autores que la sustancia no es efectiva en el tratamiento de la adicción a cocaína. Ambos estudios son objeto del editorial de la revista, que reflexiona sobre la difícil extrapolación de resultados de laboratorio a la experiencia clínica real.

Effects of ecopipam, a selective dopamine D1 antagonist, on smoked cocaine self-administration by humans
Haney M, Ward AS, Foltin RW, Fischman MW.
Psychopharmacology 2001; 155(4):330-337.
En este trabajo, realizado sobre voluntarios humanos ( 10 consumidores de cocaína fumada, ingresados en centro cerrado), los autores se proponían probar la hipótesis, asentada sobre animales, de que los antagonistas D1 eran capaces de bloquear los estímulos discriminativos de la cocaína y disminuir sus efectos subjetivos. El experimento se diseñó de forma muy completa e interesante, y las conclusiones fueron justamente las contrarias a lo esperado: los sujetos humanos a los que se administró después de ecopipam –un antagonista D1- cocaína, se mostraron más sensibles a sus efectos gratificantes y aumentó la intensidad de su craving, frente a los sujetos que recibieron placebo en lugar de droga. Así, se concluye que el antagonismo de los receptores D1 no es una vía adecuada para el tratamiento del abuso de cocaína.

Reinforcing effects of oral cocaine:contextual determinants
Jones HE, Garrett B, Griffiths RR. Psychopharmacology 2001; 154(2):143-152.
Estudio experimental con voluntarios humanos para investigar los efectos de refuerzo de la cocaína oral respecto a los condicionantes ambientales. Los autores muestran que la actividad realizada tras la ingesta de cocaína (relajación o tarea de esfuerzo mental) determina la elección de los sujetos entre cocaína y placebo, si bien todos los miembros muestran una discriminación correcta entre la sustancia psicoactiva y la inactiva.

GABAergic blockade of cocaine-associated cue-induced increases in nucleus accumbens dopamine
Gerasimov MR, Schiffer WK, Gardener EL, Marsteller DA, Lennon IC, Taylor SJC, Brodie JD, Ashby CR, Dewey SL. European Journal of Pharmacology 2001; 414(2-3):205-209.
En este trabajo experimental, los autores comprueban que los niveles de dopamina en el Núcleo Accumbens se incrementan en los cerebros de animales a los que se les suministró cocaína cuando son expuestos al entorno donde se les suminstró. Este mecanismo se propone como el causante del "craving" condicionado al estímulo ambiental. La administración de un inhibidor del GABA, vigabatrina, impide el incremento de dopamina en los animales expuestos. Esta sustancia podría pues ser eficaz en el tratamiento de cocainómanos expuestos a recaídas. Se trata de un trabajo inicial, aunque muy interesante en su diseño y conclusiones.

Memory impairment in abstinent MDMA ("Ecstasy") users: A longitudinal investigation
Zakzanis KK, Young DA. Neurology 2001; 56:966-999.
Los autores efectúan una serie de pruebas sobre la capacidad de memoria de un grupo de consumidores habituales de MDMA, a los que someten a una batería de test al inicio y tras un año de consumo de al menos 2’4 dosis por semana. Si bien no hallan variación en la mayoría de las funciones, encuentran un déficit significativo en la memoria retrospectiva, expresado en la dificultad para repetir una historia tras un lapso de tiempo. Los autores plantean el posible efecto neurotóxico de la sustancia, si bien no es fácil de evaluar, dada la variabilidad en la composición de los estimulantes comercializados de forma ilegal.

Neural activity related to drug craving in in cocaine addiction
Kilts CD, Schweitzer JB; Quinn CK, Gross RE, Faber TL, Muhammad F, Ely TD, Hoffman JM, Drexler KGP.
Archives of General Psychiatry 2001; 58:334-341.
Estudio mediante PET de la actividad cerebral regional en el "craving" de cocaína, en un grupo de sujetos adictos a los que se les hace rememorar escenas de consumo. Los autores hallan la activación específica de redes límbicas, paralímbicas y del núcleo estriado, incluyendo estructuras relacionadas con la respuesta a estímulos (amígdala), motivación (núcleo accumbens) y anticipación (Cortex cingular anterior).

Factors accounting for cocaine use two years following initiation of continuing care
Mc Kay JR, Merikle E, Mulvaney FD, Weiss RV, Koppenhaver JM. Addiction 2001; 96(2): 213-225.
El trabajo examina la relación de varios factores intra e interpersonales, sociales y de apoyo en el mantenimiento de la abstinencia de cocaína durante dos años en 132 pacientes, divididos en dos grupos terapéuticos, uno con programa de 12 pasos y otro con prevención personalizada de recaídas. Únicamente la implicación en medidas de autoayuda y el abandono temprano del consumo aparecen como factores implicados, sin que otros como inicio precoz de tratamiento o la severidad de problemas legales o familiares aparezcan como determinantes de la evolución. Los autores no detectan diferencias entre los dos grupos terapéuticos.

Psychiatric comorbidity of metamphetamine dependence in a forensic sample
Kalechstein AD, Newton TF, Longshore D, Anglin MD, Van Gorp WG, Gawin FH. J Neuropsychiatry clin Neurosci 2000; 12:480-484.
En este trabajo se estudia la comorbilidad psiquiátrica de un grupo de dependientes de la metanfetamina, tomando como muestra a pacientes detenidos a los que se administra una entrevista estructurada, comparándoles con un grupo de similares características demográficas y sociales, consumidores de otras sustancias de abuso. En el grupo de estudio se halla una mayor presentación de síntomas afectivos y de intentos de suicidio en los doce meses anteriores al contacto psiquiátrico.

The use of Rapid Assessment Methodology (RAM) for investigating illicit drug use: a South Australian experience
Vincent N, Allsop S, Shoodbridge J. Drug and Alcohol Review 2000; 19(4). 419-426. Se describe el método de estudio y los resultados para la investigación, en trabajo de campo, sobre el patrón de abuso de anfetaminas en áreas urbanas y rurales de Australia. Los autores proponen un modelo detallado para la investigación y el diseño de estrategias preventivas y de adjudicación de recursos basadas en el mismo.

The acute cardiovascular effects of 3,4-methylenedioxymethamphetamine (MDMA) and p-methoxyamphetamine (PMA)
Irvine RJ, Toop NP, Phillis BD, Lewanowitsch T. AddictioBiology 2001; 6 (1): 45-54.
Se ha descrito en la clínica un aumento de presión arterial y una mayor cardiotoxicidad cuando el consumo de derivados anfetamínicos se efectúa en ambientes con temperaturas altas. Los autores realizan un estudio experimental en ratas para comprobar las lesiones cardiovasculares inducidas por el consumo de dos derivados anfetamínicos (MDMA y PMA) en condiciones de diversas temperaturas. Sus resultados establecen que, así como el efecto psicotrópico de las dos sustancias es similar, tiene sin embargo efectos distintos sobre el aparato cardiovascular. Estos efectos se acentúan cuando al administración se realiza a una temperatura ambiente de 30ºC.

Monitoring the crack epidemic through urine testing: establishment of routine detection methods
Riley KJ, Lu NT, Meeker JE, Lo P, Fortner N, Taylor BG. Addiction Biology 2001; 6 (1): 83-95.
Hasta la fecha, no se han descrito métodos de detección específicos del consumo de crack, que permitan diferenciarlo del de cocaína. Los autores, en un trabajo que cuenta con el soporte del National Institute of Justice americano, proponen la realización de un test de determinación urinaria basado en la detección de productos de pirolisis, ofreciendo resultados positivos para el 88% de la población estudiada. Basándose en estas determinaciones, se efectúa una aproximación a la prevalencia del uso de crack, diferenciándolo del de cocaína.

Neural Activity Related to Anger in Cocaine-Dependent Men: A Possible Link to Violence and Relapse
Drexler K, Schweitzer JB, Quinn CK, Gross R, Ely TD, Muhammad F, Kilts C.
Am J on Addict 2000; 9(4): 331-339.
Estudio con técnicas de neuroimagen dinámica (PET) de la activación cerebral en pacientes dependientes de cocaína, en situaciones de exposición imaginaria a conductas violentas. Los autores describen, en relación con un grupo control, una actividad aumentada en áreas frontales inferiores, implicadas en el control de respuesta e inhibición motora. Se sugiere un posible déficit en la regulación emocional de la ira en cocainómanos, que se ligaría a la dependencia, la violencia y las recaídas.

Association of dopamine transporter reduction with psychotor impairment in Metamphetamine abusers
Volkow N, Chang L, Wang GJ, Fowler J, Yee ML, Franceschi D, Sdler M, Gatley J, Hitzemann R, Ding YS, Logan J, Wong C, Miller Ms, Miller EN. Am J Psychiatry 2001; 158: 377-382.
De forma experimental, se ha comprobado la acción neurotóxica de la metanfetamina sobre los terminales dopaminérgicos. En este trabajo se miden con PETlos niveles de transportador de dopamina tras la administración de metanfetamina a un grupo de pacientes con abuso crónico y a otro control. Los resultados confirman que la metanfetamina a las dosis habituales de consumo conduce a una reducción de los niveles del transportador de dopamina, que se asocian con un deterioro motor y cognitivo significativo. Ello coloca en primera línea la necesidad de alertar a clínicos y público sobre los cambios que a largo plazo se producen en el cerebro con el abuso de esta sustancia.

Higher cortical and lower subcortical metabolism in detoxified metamphetamine abusers
Volkow N, Chang L, Wang GJ, Fowler J, Yee ML, Franceschi D, Sdler M, Gatley J, Hitzemann R, Ding YS, Logan J, Wong C, Miller Ms, Miller EN. Am J Psychiatry 2001; 158:383-389.
En la línea de anteriores trabajos, los autores estudian mediante PET el metabolismo cerebral de glucosa en pacientes con antecedentes de abuso crónico de metanfetamina. Los resultados evidencian un aumento del metabolismo en el cortex parietal, mientras que en tálamo y núcleo estriado el metabolismo está disminuido. Los hallazgos se relacionan con las alteraciones sobre circuitos dopaminérgicos producidos por el abuso de anfetaminas.

   
 
Actualizado 25-Feb-2003 Sociedad Española de Toxicomanías